Noticia del fallecimiento de nuestro querido colega Estebancio Castro-Díaz

IIPFCC logo

 

En nombre del Foro Internacional de los Pueblos Indígenas sobre el Cambio Climático (FIPICC), recibimos con gran tristeza la noticia del fallecimiento de nuestro querido amigo, hermano, colega y mentor Estebancio Castro-Díaz.

Estebancio es un líder kuna que lleva décadas participando en el movimiento internacional por la justicia climática y los derechos de los Pueblos Indígenas. Desempeñó un papel esencial como Punto Focal del Grupo Constituyente de los Pueblos Indígenas (el Cónclave), así como miembro del Grupo de Trabajo Facilitador de la Plataforma de Comunidades Locales y Pueblos Indígenas ("La Plataforma"), en representación de la región sociocultural indígena de la ONU de América Latina y el Caribe. En pocas palabras, la participación indígena en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) no sería tan exitosa sin la participación de Estebancio durante todo ese tiempo. Esta pérdida ha sido reconocida por el Secretario Ejecutivo, el Presidente del OSACT, y todos los grupos constituyentes.

 

Su legado es difícil de expresar con palabras. A lo largo de la última semana, se han compartido cientos de historias, anécdotas y recuerdos de Estebancio por correo electrónico y en videollamadas. Muchos lo recuerdan como un diplomático excepcionalmente hábil que no sólo se tomó muy en serio su responsabilidad de defender a los Pueblos Indígenas de todo el mundo, sino que también desarrolló un estilo único que incluía la humildad, la dedicación y la risa. Su compromiso con la protección de la Madre Tierra era inquebrantable, lo que quedó de manifiesto en su dedicación hasta altas horas de la noche y en las últimas horas en las grandes conferencias a las que asistió. Pero, independientemente de la gravedad de la situación, se le recuerda por haber aportado siempre buen humor, una sonrisa atrevida y una profunda empatía.

Muchos miembros antiguos y nuevos del FIPICC, y del movimiento indígena internacional en general, atribuyen a la generosa enseñanza de Estebancio las habilidades, el conocimiento y la diplomacia necesarios para continuar el legado de generar espacio a los pueblos y naciones indígenas en los procesos dirigidos por el Estado. Acogió a todos los Pueblos Indígenas que se incorporaron a esos espacios, pero prestó especial atención a apoyar la participación de los jóvenes indígenas – muchos de los cuales atribuyen su comprensión de estos complejos procesos a él – y a su disposición a responder a sus preguntas, a escucharlos y dirigir con gentileza.

Un componente fundamental de dicha labor para los Pueblos Indígenas es ser un buen antepasado para las futuras generaciones. Conforme Estebancio realiza su recorrido para convertirse en un ancestro, honramos, desde las siete regiones, su extenso legado para con los Pueblos Indígenas de todo el mundo. Es nuestro el privilegio de llevar su espíritu siempre con nosotros.

Hacemos llegar nuestro amor y respeto a la familia de Estebancio y a Kuna Yala en este momento de dolor y pérdida.

Descansa en poder, querido hermano Estebancio.

 


Un Ultimo Adios

Recibir la noticia de un hermano fallecido
Sentirlo en la luz de la mañana
junto a un fuego fresco
Copos de nieve, estrellas perfectas brillan sobre mí.
Alimentar el fuego
Decir “gracias, hermano” por todas las risas
Por todo lo que compartiste, por tu espíritu y tu resistencia
Por todos esos años que nos abriste el camino para seguir adelante.
El fuego que corre a lo largo del día.
¡Oh, cómo te echaremos de menos!

Por Jannie Staffansson

Indíquenos si tiene alguna pregunta.