Acerca de CITI

Misión del CITI

El Consejo Internacional de Tratados Indios (CITI) es una organización de Pueblos Indígenas del Sur, Centro y Norteamérica, el Caribe y el Pacífico, que trabaja por la soberanía y la libre determinación de los Pueblos Indígenas, así como el reconocimiento y protección de los derechos indígenas, tratados, culturas tradicionales y tierras sagradas.

Principios Rectores

Al llevar a cabo la misión y objetivos de CITI, en todos los aspectos del trabajo y en las acciones de liderazgo, el personal y los representantes de CITI se guiarán por los siguientes principios.

  1. CITI reflejará y apoyará los valores inherentes de las culturas indígenas tradicionales. Eso incluye el respeto por toda la vida como un ser sagrado y por nuestra Madre Tierra, la sabiduría de nuestros ancianos y el poder de nuestras enseñanzas tradicionales y prácticas espirituales.
  2. CITI reconoce que si bien tenemos mucho en común, cada cultura indígena es única y cada lucha refleja diversas condiciones históricas, por lo cual, de acuerdo con los principios de libre determinación, CITI respeta el derecho de cada nación, comunidad y organización miembro a definir y procurar los objetivos y estrategias más idóneos para su situación, historia y cultura específica.
  3. CITI respeta y procura la participación tanto de hombres como de mujeres en cada aspecto y nivel de las organizaciones.
  4. CITI seguirá procurando los consejos de nuestros ancianos tradicionales y líderes espirituales, haciendo un esfuerzo para lograr una mayor participación y para desarrollar el liderazgo de la juventud indígena.
  5. CITI cree que los Pueblos Indígenas deberán hablar y representarse a sí mismo ante la comunidad del mundo.
  6. CITI cree en el consenso como un proceso para fortalecer la unidad en base a la comprensión mutua y compromiso compartido, por lo cual aplicará dicho proceso en sus procedimientos, siempre que sea posible.
  7. CITI espera que sus representantes, personal y líderes demostrarán el nivel más alto de respeto y cortesía en sus interacciones entre sí, resolviendo cualquier dificultad o desacuerdo que pueda surgir de acuerdo con los procedimientos internos acordados.
  8. CITI espera que su personal, los integrantes de su Junta Directiva y representantes actuaran acorde con los principios antes mencionados y con el nivel más alto de responsabilidad, diplomacia y normas éticas, y que siempre priorizarán los intereses de CITI y de los Pueblos que éste representa en toda ocasión al tener la representación de CITI

Una voz para los Pueblos Indígenas

El CITI fue fundado en junio de 1974, durante una asamblea en la Reservación Standing Rock de Dakota del Sur, donde asistieron más de 5,000 representantes de 98 Naciones Indígenas. El símbolo de la pipa sagrada uniendo el hemisferio, fue elegido por los ancianos para representar los vínculos comunes de la espiritualidad, la relación con la tierra y cultura tradicional que comparten todos los Pueblos Indígenas.

CITI apoya las luchas de los Pueblos Indígenas por los derechos humanos y de tratados, la libre determinación, la soberanía alimentaria y la salud y justicia ambiental a través de la difusión de información, la formación de coaliciones, defensa, entrenamiento y asistencia técnica. Fomenta la participación directa y efectiva de los Pueblos Indígenas en eventos regionales, nacionales e internacionales, y discusiones de políticas donde se discuten sus derechos, modos de vida y sobrevivencia.

En el 1977, El CITI se convirtió en la primera organización de Pueblos Indígenas en ser reconocida como una Organización No-Gubernamental con Estatus Consultivo ante el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. En el 2011, el CITI fue el primero en ser ascendido a Estatus Consultivo General en reconocimiento a su participación en una amplia gama de organismos internacionales y procesos, para asegurar que los derechos de los Pueblos Indígenas sean reconocidos y respetados.

El CITI realiza capacitaciones para Pueblos Indígenas, Naciones Tribales y Comunidades para fomentar su capacidad para utilizar los procesos internacionales para defender sus derechos, responder a amenazas urgentes y responsabilizar a países y corporaciones por violaciones. El CITI mantiene una red electrónica de comunicación, incluyendo una página web, e-noticias y medios sociales para compartir actualizaciones y oportunidades para la participación, crear conciencia y apoyar las luchas de los Pueblos Indígenas.

CITI no recibe fondos estatales o federales sino que depende del generoso apoyo de subvenciones de fundaciones, Naciones y Tribus Indígenas, y de contribuciones de donantes privados, amigos y aliados para llevar a cabo nuestra labor. Por favor, considere la posibilidad de realizar un aporte para apoyar el trabajo de CITI. Ya sea una donación única o mensual, cualquier cantidad ayuda y todas son deducibles de impuestos.